VUELO INMÓVIL

Volar, palpar la existencia…

sentir la fuerza inmensa

que se clava en el alma

lanzando el sentimiento

a la inquietud del riesgo,

para retornar luego

a la paz de la calma.

 

El espíritu se tensa

en la inmensa pirueta,

percibiendo alborozado

la audacia de su intento,

que permite por un instante,

prolongado, dulce y terso,

abarcar el firmamento.

 

Y todo el ser reclama

el concepto más profundo,

el de la audacia y el del gesto,

que mueve al ser humano

a exclamar enarbolado:

¡Bendito ese vuelo inmóvil

hasta más allá de las estrellas!

E. Arís

¿DE DÓNDE VENGO Y HACIA DÓNDE VOY?

 

Al lidiar con los conceptos sobre este Blog, se me echaron al cuello los motivos que tengo para activarlo, mordiéndome como locos con sus peguntas, sin ninguna misericordia.

En realidad mi propia evolución canta con estas simples fotografías:

¿A que era un encanto?

Confiaba en todo

La vida en colores

Muchas sombras

Me lo creía todo

Más negro que blanco

 

Esto ya es otra cosa

Aún creo en la Vida

Más blanco que negro

Mi formación básica es claramente técnica:

Me sumergí en una labor pragmática, nadando entre estudios superiores de Ingeniería Industrial y me especialicé en organización industrial.

Luego: Diplomatura en Organización Superior de la Producción Industrial y en Dirección Superior Industrial.

Asociación Española de Ciencias Empresariales.

Durante varios años, me involucré de pleno en un proyecto de investigación biofísica.

Y ejercí, como parecía lógico, en el campo de la organización de la producción industria, en varios tipos de industria.

 

Todo esto, que queda muy bonito, no me disuadió de comprender que… mis llamadas interiores eran estrictamente humanas: a los once años ya tuve el impulso de escribir un libro: lo seguí y lo conseguí.

Eso sí, ni yo mismo puedo certificar el bodrio que podía ser ese libro puesto que se difuminó en manos de un profe de inicio del bachiller: nunca supe si lo escrito tenía algún valor… Bueno, es igual. ¡Qué le vamos a hacer!

Para escaparme del estricto ámbito de la industria piloté por el mundo de la promoción de la organización industrial y la de productos industriales de naturaleza especial.

…Y monté un taller de artesanía creativa con diseños propios.

 

Ahora, retomo el plan de navegación de mi vida con la intención de difundir lo que llevo dentro, sea como sea, a través de una bitácora, lo que parece muy propio… y lanzarme a navegar por Internet.

No os amenazo si os digo que al montar esta Web, “alasdeescritor.com”, ya tengo algún libro que ofreceros. No temáis, excluyo el de los once años (Las aventuras de Jack y Jimmy Norton): que en paz descanse.

Los actuales:

Un cuento de cal y otro de arena (Libro I) -que hallaréis en Amazon-.

Un cuento de cal y otro de arena (Libro II) -ya en Amazon-

Cuéntame otro cuento ahora que soy mayor -que publicaré pronto-.

Los mundos de Elías -lo mismo-.

El tejedor de recuerdos Poesía –más de lo mismo-.

Un proyecto sobre matemáticas en el que llevo invertidos cuatro años en seiscientas páginas.

¿Qué más?

Escribir, escribir y escribir. Como vocación, lo hice cuando y cuanto pude.

Deciros que me asalta un constante asombro por la vida…

…Y los amados hijos, sin los cuales mi barco personal no sería más que madera

 

Tened presente que, a través de los COMENTARIOS, me gustaría saber de vosotros para poder ofreceros algo que sea de vuestro interés, que será del mío con seguridad.

De momento, gracias por vuestra paciencia al haber llegado hasta aquí.

Aspiro a causaros una constante sorpresa.

Me aplicaré en ser sincero…

 

                Enrique Arís Laborda

 

Contacta sin ningún compromiso

¡Anímate!