SOBRE EL EJEMPLO INCONDICIONAL DE LOS NIÑOS

Sobre el ejemplo incondicional de los niños, está claro que los hombres les dejan a la intemperie física, psicológica y moral, ofuscados por unas ansias de poder que intentan justificar con su total indiferencia hacia la humanidad y su futuro práctico…

¿CUÁNTAS VECES OCURRE ESTO?  ¿CUÁNTOS NIÑOS HAY ASÍ?

No cabe duda de que el niño habla con las inocentes convicciones de la niñez, el activo ofrecimiento de la juventud, la sensatez del adulto, la bondad del anciano honrado.

Por supuesto que el niño habla con la sabiduría de un Chamán que ama a la Tierra y al ser humano…

 

 

Yo te protegeré, mi niña, yo te protegeré…

Sé todo lo que quiero llegar a saber,

Soy todo lo mayor que quiero llegar a ser.

Juntos aprenderemos a entender la Naturaleza

Viviremos junto a ella para seguir sus consejos.

 

Yo te protegeré, mi niña, yo te protegeré…

Para saber por dónde tenemos que caminar,

Para saber que realmente estamos caminando…

Sin distraernos haciendo caso a los hombres

Que nos persiguen, que nos dañan con su indiferencia…

 

Yo te protegeré, mi niña, yo te protegeré,

Y no me importa lo que digan esos hombres,

No quiero aprender lo que quieren enseñarme,

Para no aprender a apartarme de tu camino,

Ni olvidarme de quién eres tú, Natura…

 

Sí, protégeme, abrázame para sentirme fuerte,

Abrázame para que no deje mi esperanza

En manos de los que no nos quieren,

En manos de los que no nos tienen en cuenta,

Como si no existiéramos sobre la Tierra.

 

Sintiendo la fortaleza de tu voluntad,

Estoy protegida para caminar mi esperanza.

Soy todo lo mayor que quiero llegar ser,

Sé todo lo que quiero llegar a saber

Para que, juntos, conquistemos el buen amor…

 

Quiero ser tu soporte en el camino que emprendemos,

Quiero tener tus fuertes brazos sobre mis hombros

Con la ilusión de la marcha prendida a mi boca.

El sueño que llena todos mis deseos

Es saber que nada reemplaza al amor

 

Yo te protegeré, mi niña, yo te protegeré,

Quiero darte el calor de mi amistad,

Seré tu paz durante tus sueños,

Serás mi paz en mis ensueños

Ambos alimentaremos nuestras ilusiones…

 

Yo te protegeré, mi niña, yo te protegeré,

Por encima de mi propia vida

Porque mi vida es tu vida

Porque el don más preciado es el amor…

Y no hay nada que pueda reemplazar ese amor

 

 

No puedo dejar de terminar estas reflexiones con un vídeo, cuya sencilla letra es lo suficientemente elocuente sobre lo dicho.

También lo es la actitud serena y reconcentrada de los protagonistas.

 Creo  que hay que pensar sobre la riqueza humana que se malogra ante el empecinamiento de los que propician las nefastas cuñas de las guerras..

Es precioso: no os lo perdáis.

Cantan: Celine Tam y Jeffrey Li