IMAGEN DE UNA CARA SOÑANDO CON 'TENGO EL ALMA PARTIDA'

TENGO EL ALMA PARTIDA

 

Tengo el alma partida entre tantos sentimientos… Todos me sumergen en un inevitable contrasentido. El esfuerzo de mantener la coherencia mental queda largamente recompensado por comprender que todo este caos de sensaciones son el abanico que me abre a las realidades de la ficción que es ciertamente la vida…

Y no cabe revolverse contra esta situación, es parte de esa realidad. Cien veces tenemos que preferir la tensión de sentirnos turbados por los altibajos de la existencia, que permanecer vegetando sin percibir que la vida transcurre sin cesar bajo nuestros pies.

En alguna ocasión tomaremos conciencia clara de que estos estados de ánimo son una fuente de conocimiento, que incluso es la oportunidad de toparnos con la poca sabiduría que podremos llegar a absorber.

Ahora, dejadme que insista en que

 

TENGO EL ALMA PARTIDA
Entre los recuerdos y los anhelos
Entre los hombres y los santos
Entre el sueño y la ficción
Entre el cielo y el infierno
Entre el deber y el volar
Entre el futuro y el obrar
Entre el conocer y el saber
Entre el tener y el ser
Entre la verdad y el engaño
Entre el temor y la vida
Entre las realidades y sus promesas
Entre la poesía y la matemática, ¡qué digo!
Entre la matemática y la poesía, ¡qué digo!
Entre la poesía de la matemática, ¡qué digo!
Entre la matemática de la poesía, ¡qué digo!
Tengo el alma tan partida
Que ya no sé qué es lo que digo…

 

Os dejo un enlace sobre sentimientos y encrucijadas